Preguntas Frecuentes

En esta página hemos recopilado algunas de las preguntas que más se han repetido antes de realizar una compra:

Sí, las bolsas gofradas tienen un micraje de 90 este tipo de bolsa está compuesta por una superficie delantera totalmente lisa y otra trasera rugosa (pequeños orificios que imitan un panel de abejas) necesaria para la extracción del aire con la máquina de vacío doméstica. Normalmente sirven para la mayoría de las envasadoras domésticas que hay en el mercado.

Se encuentran compuestas de dos tipos diferentes de plásticos siendo una cara transparente de polietileno (PE) y otra de PET (tereftalato de polietileno) metalizado, tienen como principal característica dar una mejor presentación de las propiedades del producto, se utilizan para el loncheado de embutidos, alimentos cárnicos, mariscos, lácteos.

No, las bolsas de vacío o conservación solo sirven para conservar los alimentos (como bien su nombre lo indica), y las bolsas de cocción para cocinarlos en su interior. Las bolsas de cocción son cada vez más comunes en el sector de la restauración gracias a la técnica de envasado al vacío llamada “sous vide”, que consiste en cocinar un producto crudo dentro de una bolsa a ciertos niveles controlados de temperatura durante un tiempo estimado.

Es importante distinguir los tipos de bolsas y sus funciones, si tienes una envasadora doméstica la recomendada es la bolsa gofrada, para la envasadora de campana sirven las demás bolsas de vacío (normalmente utilizadas en el sector de la restauración).

Sí, pero debe saber que los gastos de recogida y de envío corren a su cargo.

Nuestras bolsas están expresadas en milímetros y la primera cifra es el ancho y la segunda el largo. Así que por ejemplo una bolsas de 200x300, tiene 20 cm de ancho por 30 de largo, estando la boca o apertura siempre en la primera medida o ancho.

Si se realiza una correcta técnica de conservación las bolsas de vacío pueden garantizar que el producto que normalmente tiene una caducidad temprana pueda alargar su vida útil de 3 a 5 veces más que cuando lo hacemos de forma tradicional.

X